Cheesecake de Tiramisú

Cheesecake De Tiramisú

Cuando a mi me dicen de mezclar postres, si se tiene que hacer se hace…. y qué mejor combinación para los amantes del tiramisú y los amantes del cheesecake que esta…. 

Os dejo la receta explicada abajo para que en cuanto terminéis de leerla vayáis a haceros con los ingredientes y el material y …. ¡Manos a la obra! 

 

Ingredientes:

Para la base: 

  • 40g de Harina de avena 
  • 25 de crema de cacahuete 
  • 25 ml de Leche 
  • 2 huevos separando clara y yemas 
  • esencia de vainilla
  • estevia 
  • café soluble 

 

Para la cheesecake:

  • 1 bote (300g) de Queso crema tipo untable 
  • 1 bote de queso mascarpone 
  • 2 cucharadas de yogur natural no edulcorado 
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla 
  • 1/4 de taza de agua caliente 
  • 4 hojas de gelatina neutra 

 

Modo de preparación: 

Primero preparamos la base y para ello necesitamos el horno precalentado a 170ºC. Y segundo ponemos a hidratar las láminas de gelatina en el 1/4 de taza de agua caliente. Sin estos dos pasos, no podemos continuar, porque son los pasos que más tiempo necesitan… 

En un bol montar las claras a punto de nieve y añadir la esencia de vainilla y la estevia. 

En otro bol mezclar la crema de cacahuete junto a la leche y las yemas, creando una pasta homogénea que incluso vereís que no tiene problemas para unirla a la harina de avena. Cuando hayamos mezclado todos estos ingredientes, con movimientos envolventes y suaves mezclamos las claras montadas a punto de nieve. Este paso es muy importante, ya que si las claras no están bien montadas o la mezcla se nos baja la base no va a quedar aireosa y esponjosa, sino más bien tipo galleta. 

Colocamos la base en el horno, para ello he utilizado un horno desmontable de 20cm de perímetro, y cocinamos durante 15 minutos.

Podemos ir preparando el café mientras se cocina el bizcochuelo, cuanto más caféis preparemos mejor, porque lo ideal es que la base quede humedecida en su totalidad, evitando que con los días se nos seque y sea incomible (yo de hecho, preparé una taza entera). ¡La cantidad de café soluble dependerá de vuestro gusto por el café! 

En un bol grande mezclamos todos los ingredientes de la cheesecake, incluida la gelatina que ya debe estar hidratada y disuelta en el 1/4 de taza de agua. 

Colocamos la cheesecake sobre la base humedecida en café y dejamos enfriar en la nevera mínimo 1 hora. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *